20 sueños 20

Neuquén reina a nivel provincia y tambien entre los clubes, con Alta Barda. El patín carrera local es una potencia.

Por Cristian Helou

En lugar de balances, es mejor mirar para adelante y soñar. Luego de un 2019 cambiante existen motivos para ilusionarse con un gran 2020. El deporte neuquino está en movimiento y crece pero a la vez depende demasiado del estado. Hay actividades que sería imposible llevar adelante sin ese aporte y se tiene que equilibrar la balanza con otra clase de recursos.

Otro aspecto clave pasa por la gente, que de una vez por todas se debe identificar con los clubes. Que haya captación de socios y que se amplíen las ofertas. Escrito, pinta fácil. Pero no es una movida difícil de realizar. Será cuestión de poner manos a la obra.

En ese contexto hay acción y buena participación a nivel nacional. Competitividad en el ámbito provincial y gran semillero. Ahí está la clave y es, sin dudas, lo que se debe potenciar.

Arrancó el 2020 y van 20 sueños en un año cargado, agitado y olímpico.

1- Ascenso eterno o golpe Matador. Centro Español y Petrolero tuvieron un arranque positivo en la Liga Argentina. En una competencia muy pareja, los dos pueden hacerse la cabeza con un salto a la elite. El Torito, más consolidado, tiene al talismán Mario Sepúlveda, quien anunció su retiro y daría todo por irse con su equipo en primera.

2- ¿Le dará el cuero a Gigantes? Se armó como nunca y dio muestras de fortalezas en la Liga de Vóley Argentina pero falló en la Copa disputada en el Ruca Che, donde había un pasaporte para el Sudamericano de clubes. Se viene una etapa clave, el objetivo es meter semifinales y ahí los sueños crecen. Sigue en deuda la decantación: Neuquén tiene un equipo en la elite, pero reinan los altibajos en el calendario interno.

3- Ahora tiemblan los otros. Alta Barda se hizo gigante a nivel clubes, el equipo provincial pegó fuerte en el torneo de Federaciones. Ya nadie duda que el patín carrera neuquino es una potencia y a partir de esta doble conquista la preocupación se trasladó a los demás. Con Marina Baca Cau al mando de ambos equipos se viene el gran desafío de repetir.

4- Fierros, fierritos. Neuquén se metió en el concierto nacional con las definiciones del TC y el Súper TC 2000, y también mundial, con el motocross en Villa La Angostura. Asegurada una movida similar para el 2020, es tiempo de buscar un efecto contagio para las categorías zonales, que subsisten como pueden. Les cuesta a los pilotos, merma la cantidad y el público se prende poco y nada. Si no hay volantazo, el furor fierrero será pasajero.

5- Felices los cuatro. Con la grata inclusión de Cente, Neuquén tiene cuatro representantes en el Federal de básquet. El torneo es complejo, pero reina la paridad y en ese entrevero, aparecen las ilusiones. Hoy el mejor es Pacífico, pero Pérfora se armó fuerte, la Colonia da pelea y el Rojo anda de capa caída aunque tiene ese inobjetable aval de la historia.

6- Tricota. Deportivo Rincón se puso la pilcha de grande, Independiente resucitó después de dos descensos y Alianza promete seguir en la pelea. Los tres estarán en el Regional Amateur y con estas referencias, se puede soñar con el despegue del fútbol neuquino. Mientras más equipos competitivos haya, mejor. Y abajo siempre hay material, con muy buenos equipos en las formativas de Pacífico, Maronese o Patagonia. Para revisar: esa movida de tabla general de Lifune debe ser analizada. Los dirigentes alzaron la mano para votarla, también la pueden levantar para modificarla.

7- Piñas rebeldes. El boxeo provincial tiene un interesante crecimiento y lo importante es que se trabaja en las bases. Hay gimnasios llenos, las piñas se expanden por el interior y la creación de la Liga Patagonia Rebelde fue una buena iniciativa que debería sostenerse. Ahí los púgiles amateurs tienen la gran chance de mostrarse. Las chicas cada vez son más y se meten en todos los programas. Siempre hay que hacer ajustes, pero la actividad pinta bien para 2020.

8- Integración. El hockey neuquino tiene un poroto a favor que debería ser copiado por otras disciplinas: la integración. A diferencia de varios que ponen el grito en el cielo por esos largos viajes e incluso para cruzar el puente, esta actividad está consolidada. Con calendario cargado y buena presencia a nivel nacional, el panorama es positivo. La construcción de la cancha de agua en la Ciudad Deportiva puede marcar un punto de inflexión.

9- ¡Aguanten las chicas! Por la calidad de sus jugadoras, el básquet femenino tuvo un gran 2019 y promete elevar aun más su nivel en este año que comienza. Neuquén reina en U19, tuvo buenas actuaciones en las otras categorías del Argentino y en el ámbito doméstico hubo una buena competencia. Faltan ajustar mil detalles y especialmente que varios clubes armen el proyecto para las chicas. El Integración, a pesar de los vaivenes, regaló emociones y una gran conquista de Pacífico: y en las formativas hay nombres para soñar.

10- Los juegos de acá. Neuquén pisó firme en los ParaAraucanía, Aracuanía y Epade, tres competencias que son una marca registrada pero siempre son materia de análisis. En resultados hubo una gran evolución y un muy buen debut en los deportes con discapacidad. Medirse con los vecinos es una opción siempre valedera pero no se debe perder el foco de la verdadera competencia. Esa está a nivel nacional y por eso no hay que descartar esa alternativa de foguear equipos alternativos para estos juegos y poner todo en citas nacionales. Para muestra, un botón: en básquet (ellas o ellos) es preferible perder por 10 con Entre Ríos a ganarle por 25 a Santa Cruz….

11- Tokio y voy. Es año bisiesto y también olímpico. Hasta el momento, Iñaki Basiloff, ganador del Pehuén de Oro 2019, es el único que tiene las marcas para estar en la máxima cita del deporte mundial. El nadador viene de unos Parapanamericanos inolvidables en Lima y sueña con la cita paralímpica. El atleta Tincho González, que ya estuvo en Río 2016, también tiene chances de ir. ¿Habrá alguno más? Pinta complicado, pero siempre hay que dejar lugar para las sorpresas.

12- Constancia e inclusión. Metido de lleno en el top 8 del Cuyano, Neuquén RC se mantiene en un buen nivel y en este 2020 va por más. Viene de un torneo en el que fue de menos a más, pero cumplió con el objetivo de sostener su lugar entre los mejores. En simultáneo, Inka XV, el equipo de rugby inclusivo, no para de crecer y tiene un gran desafió para este año: participar en el Mundial de Mix Abilities Rugby que se disputará en Irlanda durante el mes de junio.

13- Argentinos, nacionales, federales. El básquet neuquino va camino a tener otro gran año con mucha presencia a nivel país. Varios equipos se metieron en instancias decisivas en los Nacionales de clubes femenino y masculino, las selecciones rindieron en los Argentinos y hubo una buena presencia en el Federal de las chicas, con Biguá, Gregorio, Centenario y Pacífico.

14- Recambio dirigencial. El fútbol y el básquet, los deportes más practicados en la provincia, afrontarán un 2020 clave a nivel directivo. El papelón por las diferencias entre Sergio Gatti y Jorge Comoli en la FBN no puede quedar en el olvido y, más que nunca, se impone un recambio de dirigentes. Y en Lifune no es saludable que siga como presidente el ministro de Deportes, Luis Sánchez. Que marchen asambleas…

15- Semillero a la distancia. Siempre surgen buenos tenistas en la provincia pero el inconveniente se repite: llega una edad en la que los chicos tienen que dejar la zona. Ocurrió con Valentino De Pellegrin hace un par de temporadas y con Caro Coletti hace unos meses. Es cierto que en la zona metropolitana hay una gran movida pero se puede hacer el intento de aumentar la calidad y cantidad para transformar a Neuquén en una referencia del interior.

16- Alta potencia. Una vez más el equipo de Alta Barda dijo presente con su equipo de natación. Dueño absoluto de la disciplina en la provincia, también brilló a nivel nacional. El trabajo a largo plazo da sus frutos y por eso hay grandes apariciones. El contagio es posible en los equipos del CEF, YPF, Camioneros, Vikelas de San Martín o Aquamania de Plottier.

17- Experiencia y juventud. Hay que ponerle varias fichas a los menores del golf en las próximas temporadas. María Cabanillas trasladó su talento desde Chapelco hacia Estados Unidos, tomó la posta de Aldana Foigel y abajo hay más. Mucho más. En todos los clubes se hace un trabajo formativo y seguramente llegarán nuevos golfistas. Y ojo que los grandes también están vigentes. El equipo femenino del Comahue jugará la categoría principal del Interclubes y el masculino de Arroyito defenderá la corona en el certamen de la Federación Regional del Sur.

18- Planificación. Deportes ya tiene rango de ministerio y la revolución está en marcha. Transformar a la provincia en una referencia es una misión interesante pero llevará su tiempo. Con las canchas de césped sintético como caballitos de batalla, se vienen varias movidas deportivas en la zona. Si hay un plan con proyección, bárbaro. Ahora si son obras o acontecimientos pasajeros, está claro que no sirve.

19- Palo y palo. El canotaje se mantiene en el lote de deportes con identidad neuquina y la muestra está en la buena presencia de palistas locales que abren cada temporada en la Regata del Río Negro. Franco Balboa viene de otro gran 2019 y va por más en 2020, solo o con su hermano Dardo.

20- Indoor y beach. El Nacional de Adultos mayores de hándbol fue uno de los eventos más importantes de 2019. Llegaron 31 equipos y la ciudad se transformó en la capital del deporte durante una semana. Fue la consecuencia de una actividad que crece y también tiene buenas bases. El beach hizo un aporte fundamental, con presencias de selección en Gisella Bonomi, Agustina Mamet y Nicolás Millet. A dos puntas, con techo o en arena, la disciplina goza de buena salud y tiene mucho futuro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here